La Estrategia GINTRA de Seguridad vial tiene por objetivo la reducción sistemática de la generación de incidentes y accidentes de tránsito protagonizados por las organizaciones involucradas en la gestión de flotas de transporte de personas y de mercancías, siendo sus objetivos primordiales:

  1. Reducción a cero de accidentes de tránsito,
  2. Reducción a cero los incidentes de tránsito,
  3. Reducción a cero de los gastos inherentes a los accidentes de tránsito
  4. Mejoramiento sustancial de la productividad de la flota
  5. Incremento de la satisfacción de las partes interesadas de la organización
  6. Incremento de las ventas
  7. Retorno importante de la inversión en la implementación del sistema de gestión de la seguridad vial en la organización, e
  8. Incrementos importantes en la rentabilidad de inversionistas en equipos e transporte y de la organización.

El sistema de gestión de la seguridad vial requiere para su eficaz ejecución ser desarrollado mediante herramientas de gestión gerencial que promuevan iniciativas estratégicas en las diferentes perspectivas de la organización en interacción holística, debidamente planificada para lograr gestionar inductores e indicadores desde las diferentes áreas de gestión y lograr los objetivos descritos con anterioridad.

Estrategia Gintra y planificación de la Seguridad Vial

La estrategia Cero promueve la planificación de la seguridad vial, el planteamiento de objetivos, metas e iniciativas estratégicas para lograr los objetivos, mediante la gestión proactiva de inductores que provoquen de manera intencionada verdaderas mejoras en los indicadores, calidad del servicio e imagen de  la empresa.

La estrategia gintra de seguridad vial se desarrolla mediante la aplicación sistemática de la Norma ISO 39001:12 en la gestión de procesos internos de la organización, impregnando sus perspectivas y áreas funcionales.

La Norma ISO 39001:2012, fue publicada a finales de 2012 por la International Organization for Standardization (ISO), como norma UNE por AENOR en abril de 2013 como UNE-ISO 39001:2013 “Sistemas de gestión de la seguridad vial. Requisitos y recomendaciones de buenas prácticas”, es una nueva herramienta que permite ayudar a las organizaciones que interactúan con el sistema vial a reducir las muertes y heridas graves derivadas de los accidentes de tráfico.

Los requisitos del sistema de gestión de la seguridad vial, desde el contexto de la organización, el liderazgo, la planificación del sistema de gestión, el soporte, la operación del sistema, la evaluación del desempeño y por último, los procesos de mejora, se encuentran descritos en la matriz, ubicando sistemáticamente cada uno para su mejor comprensión y alcance de la norma.

El Modelo de Gestión de la Seguridad Vial

El modelo de gestión de la seguridad vial de acuerdo con la Norma ISO 39001:12 obedece a una secuencia de interacciones entre las diferentes actividades principales definidas en la Gráfica de Requisitos de la Norma, partiendo como es lógico del conocimiento a fondo de la organización en la cual se desea implementar el sistema de gestión y su contexto, analizando factores externos e internos, caracterizando las partes interesadas y sus respectivos requisitos de seguridad vial, para luego proceder a aportar dirección al sistema a través de la gestión del liderazgo, donde se establece el compromiso de la dirección, se define la política de seguridad vial de la empresa u organización y se establecen los roles y responsabilidades de los actores directos.

El mapa continua con la función de liderazgo para establecer la política de seguridad vial, roles y responsabilidades, lo mismo que el compromiso de la alta dirección con la seguridad vial. El siguiente paso precisa la planeación del sistema de gestión; el soporte o apoyo con recursos físicos, financieros y logísticos necesarios para su puesta en marcha y mantenimiento a largo plazo y una vez garantizado el apoyo y su presupuesto, la operación del sistema de gestión, de acuerdo con el alcance definido del sistema, se desarrolla y se evalúa el desempeño de dicho sistema, aplicando los correctivos y estableciendo un sistema de mejora permanente para lograr los objetivos de seguridad vial establecidos en la fase de planeación.

La norma está estructurada sobre el modelo de mejora continua de Deming conocida como PHVA;

  • Planificar: identificar el impacto de la organización en la seguridad vial y partes interesadas, para determinar el alcance del sistema de gestión en la organización. Incluye el compromiso de los líderes, asignación de recursos y competencias en la organización, revisión del desempeño para la identificación de riesgos y oportunidades y definición de indicadores y objetivos de seguridad vial.
  • Ejecutar:  permite operar el sistema de seguridad vial, realizando las acciones planificadas que garanticen el logro de los objetivos y metas de seguridad vial.
  • Verificar:   seguimiento y evaluación del desempeño de la seguridad vial, mediante auditorías internas  periódicas,  para identificar oportunidades de mejora y cambios necesarios en el sistema.
  • Actuar:   mejora el sistema de gestión de seguridad vial mediante la adopción de las medidas derivadas del análisis de los resultados obtenidos en la etapa de verificación, con herramientas como no conformidades, acciones correctivas y acciones preventivas que la norma pone a disposición de las organizaciones.

Modelo de Gestión de la Seguridad Vial

Cada elemento componente de la norma se relación de manera directa con cada una de las perspectivas de gestión de la organización, armándose entonces un sistema de relaciones matriciales causa efecto que de una parte permiten visualizar el impacto de cada ítem de la norma y de otra, facilitan la articulación de pestos con las perspectivas para elaborar procesos, procedimientos y tareas que son preponderantes a la hora de implementar la norma en la organización.